5 Trucos caseros para destapar el lavavajillas

Un lavavjillas obstruido puede ser un gran inconveniente, interrumpiendo tu rutina diaria y dejándote con un fregadero lleno de platos sucios. En lugar de recurrir a la costosa ayuda profesional, ¿por qué no resolver el problema tú mismo? En este artículo, exploraremos 5 trucos caseros para destapar el lavavajillas.

Estos trucos no solo son prácticos sino también muy eficaces, permitiéndote tener un electrodoméstico limpio y completamente funcional en poco tiempo.

1. Bicarbonato de sodio y vinagre

trucos para desatascar el fregadero

El bicarbonato de sodio y el vinagre son dos ingredientes comunes en el hogar que pueden hacer maravillas cuando se trata de desatascar tu lavavajillas.

Comienza eliminando cualquier residuo visible del desagüe del lavavajillas. Luego, vierte una taza de bicarbonato de sodio por el desagüe, seguido de una taza de vinagre. La reacción química entre las dos sustancias creará una potente acción espumosa que ayudará a desalojar cualquier partícula atascada. Deja que la mezcla repose durante unos 15 minutos antes de correr agua caliente por el desagüe para enjuagarlo.

2. Sal y agua hirviendo

Si te enfrentas a un taponamiento persistente, la sal y el agua hirviendo pueden ser la solución. Comienza retirando el filtro del lavavajillas y lávalo a fondo. Luego, agrega media taza de sal a una olla grande de agua y ponla a hervir.

Vierte con precaución el agua hirviendo por el desagüe, permitiendo que disuelva gradualmente la obstrucción.

Repite este proceso varias veces si es necesario, y no olvides volver a colocar el filtro antes de probar tu lavavajillas.

3. Jugo de limón y bicarbonato de sodio

Otra excelente combinación para desatascar tu lavavajillas es el jugo de limón y el bicarbonato de sodio. En primer lugar, retira el filtro y déjalo en remojo en una mezcla de partes iguales de jugo de limón y agua durante aproximadamente 15 minutos.

Durante este tiempo, prepara una pasta mezclando bicarbonato de sodio y agua hasta obtener una consistencia espesa. Usa un cepillo suave para aplicar la pasta en el desagüe del lavavajillas y en cualquier obstrucción visible. Deja que actúe durante 10 minutos antes de enjuagar con agua caliente.

4. Método del desatascador

Cuando te enfrentes a un taponamiento más persistente, utilizar un desatascador confiable puede ser muy efectivo. Asegúrate de que el lavavajillas tenga agua en él para crear un sello.

Coloca el desatascador sobre el desagüe y aplica presión firme, seguido de movimientos rápidos hacia arriba y hacia abajo. Repite este proceso varias veces hasta que sientas que el taponamiento se afloja. Finalmente, deja correr agua caliente por el desagüe para eliminar cualquier residuo restante.

5. Percha de alambre

trucos para desatascar el lavavajillas

Una simple percha de alambre puede ser un héroe inesperado cuando se trata de desatascar tu lavavajillas.

Comienza enderezando la percha y creando un gancho en un extremo.

Inserta con cuidado el extremo enganchado en el desagüe del lavavajillas, maniobrando suavemente para desalojar cualquier residuo.

Una vez que sientas resistencia, retira cuidadosamente la percha, llevándote los residuos junto a ella. Termina dejando correr agua caliente por el desagüe para eliminar cualquier resto restante.

La prevención es clave

Aunque estos remedios caseros son efectivos para desatascar tu lavavajillas, es esencial tomar medidas preventivas para evitar interrupciones futuras.

Aquí tienes algunos consejos:

a. Limpia los filtros regularmente

Los filtros desempeñan un papel crucial en la prevención de residuos que ingresan al desagüe del lavavajillas. Hazlo un hábito quitar y enjuagar los filtros cada mes para garantizar un flujo de agua sin restricciones y un rendimiento óptimo.

b. Raspa los residuos de alimentos

Antes de cargar los platos en el lavavajillas, raspa los residuos de alimentos en exceso. Este simple paso puede reducir significativamente la probabilidad de obstrucciones y mejorar la eficiencia del electrodoméstico.

c. Evita la grasa y el aceite

La grasa y el aceite son los principales culpables de las obstrucciones en el lavavajillas. Siempre que sea posible, retira el exceso de grasa o aceite de tus platos antes de colocarlos en el lavavajillas.

Esto ayudará a prevenir la acumulación de residuos en el desagüe.

d. Usa agua caliente

De vez en cuando, realiza un ciclo con agua caliente y sin platos. Esto permitirá que el agua caliente elimine cualquier acumulación de grasa o residuos y mantendrá el desagüe de tu lavavajillas limpio y despejado.

Siguiendo estos consejos simples y probando los remedios caseros mencionados anteriormente, puedes mantener un lavavajillas sin problemas y asegurarte de que los platos queden limpios y relucientes cada vez.

¡Di adiós a los taponamientos y dale la bienvenida a un electrodoméstico que funcione sin problemas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *