9 Trucos para tener buen olor en armarios y cajones

Guardar ropa y otras pertenencias en armarios y cajones a veces puede generar olores desagradables. Ya sea por olores a humedad causados por la falta de ventilación o el persistente olor a naftalina, es fundamental mantener un ambiente fresco y acogedor en estos espacios.

En este artículo, compartiremos consejos y trucos efectivos para ayudarte a lograr una buen olor en armarios y cajones, para que disfrutes entrar en ellos cada vez.

El poder de los absorbentes de olores naturales

Una de las formas más fáciles y efectivas de mantener tus armarios y cajones con un olor fresco es utilizando absorbentes de olores naturales. Estas alternativas naturales no solo neutralizarán los olores desagradables, sino que también agregarán un aroma encantador a tus espacios de almacenamiento.

Aquí tienes algunas opciones populares:

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un neutralizador de olores notable y su uso es increíblemente sencillo.

Coloca una caja o un recipiente abierto lleno de bicarbonato de sodio en tus armarios y cajones para absorber los olores desagradables.

Para potenciar el aroma, agrega unas gotas de aceites esenciales al bicarbonato de sodio antes de colocarlo dentro así conseguirás un buen olor en armarios y cajones.

2. Carbón activado

El carbón activado tiene excelentes propiedades absorbentes de olores y a menudo se utiliza en purificadores de aire.

Coloca pequeñas bolsas llenas de carbón activado en tus armarios y cajones para eliminar los olores no deseados y mantener un ambiente fresco.

Recuerda reemplazar el carbón activado cada pocos meses para asegurar su efectividad.

3. Posos de café

acabar con malos olores

¡No tires los posos de café usados! Guárdalos en un recipiente o una bolsita y colócalos en tus armarios y cajones.

Los posos de café actúan como desodorizantes naturales y ayudan a absorber los olores desagradables.

Además, añaden un sutil aroma a café, creando un ambiente acogedor e invitante.

Utilizando fragancias naturales

Además de eliminar los olores, es esencial darle a tus armarios y cajones una fragancia agradable. Las fragancias naturales pueden proporcionar un ambiente refrescante y acogedor para tu ropa y pertenencias personales.

Aquí tienes algunos trucos sencillos para lograrlo:

1. Aceites esenciales

aceites esenciales

Los aceites esenciales son una solución versátil para agregar fragancia a tus espacios de almacenamiento.

Mezcla unas gotas de tu aceite esencial favorito con agua en una botella pulverizadora y rocía suavemente la mezcla en tus armarios y cajones.

Los aceites de lavanda, cítricos y cedro son especialmente efectivos para mantener alejados a los insectos mientras crean un agradable aroma.

2. Saquitos perfumados

Los saquitos perfumados son pequeñas bolsitas llenas de materiales fragantes que se pueden colocar dentro de tus armarios y cajones.

Puedes hacer saquitos caseros llenando bolsitas de tela pequeñas con flores secas, hierbas o incluso bolitas perfumadas.

Recuerda refrescar el aroma añadiendo unas gotas de aceites esenciales periódicamente.

3. Hierbas frescas

aromas naturales

Las hierbas no solo proporcionan una fragancia encantadora a tus espacios de almacenamiento, sino que también ayudan a repeler a los insectos no deseados.

Coloca algunas ramitas de lavanda seca, romero o menta en tus armarios y cajones para combinar frescura con un aroma agradable.

Los aceites naturales presentes en las hierbas contribuyen a crear un entorno fragante y repelente de insectos.

Otros consejos útiles para un armario fresco

Además de los trucos anteriores, aquí tienes algunos consejos adicionales para mantener un ambiente fresco y agradable en tus armarios y cajones:

1. Aumenta la ventilación

Asegúrate de que tus armarios y cajones tengan una ventilación adecuada dejándolos parcialmente abiertos o utilizando contenedores de almacenamiento transpirables.

Una buena circulación de aire evita la acumulación de humedad y ayuda a eliminar los olores a humedad.

2. Limpia y ordena regularmente

Dedicar tiempo a limpiar y organizar tus armarios y cajones regularmente no solo los mantendrá organizados, sino que también evitará que se desarrollen olores desagradables.

Retira los artículos que ya no necesites, limpia las superficies y aspira o lava los compartimentos forrados de tela.

3. Guarda la ropa adecuadamente

Almacena tu ropa correctamente utilizando perchas o contenedores plegables.

Evita amontonarla para permitir la circulación de aire y evitar que se vuelva rancia. Considera agregar saquitos perfumados o absorbentes de olores naturales entre tu ropa para mantener un aroma fresco.

Al implementar estos trucos imbatibles, tus armarios y cajones se convertirán en espacios acogedores que desprenden un aroma encantador cada vez que los abras.

Ya sea gracias a la frescura de los absorbentes de olores naturales o al dulce aroma de los aceites esenciales, podrás despedirte de los olores desagradables y disfrutar de una experiencia de almacenamiento placentera y con buen olor en armarios.

Algunos libros que recomendamos de esta temática son…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *